• cuidar alimentación en Navidad

10 consejos para cuidar tu alimentación estas Navidades

Aunque parezca misión imposible, lo cierto es que cuidar la alimentación durante las fechas navideñas es posible. Hacerlo nos evitará acabar las fiestas con varios kilos de más y nos ayudará a sentirnos mejor físicamente, evitando indigestiones, dolores de tripa, pesadez estomacal, etc. Si este año estás convencido de que quieres cuidar tu alimentación en Navidad, estás en el lugar adecuado. Pon en práctica estos 10 consejos y lo conseguirás sin esfuerzo.

Alimentación saludable en Navidad: sí, es posible

  1. Evita llegar con hambre a la cena. Si te reservas para la cena, es posible que llegues con un hambre voraz que te hará devorar todo lo que se encuentre sobre la mesa. Si tomas una pieza de fruta o un yogur antes de la cena, llegarás con menos hambre y podrás comer con más mesura.
  2. Bebe un vaso de agua antes de sentarte a comer. Este truco ayuda a reducir la ansiedad que nos provoca sentarnos a una mesa llena de comida. Bebe un buen vaso de agua y tu estómago se llenará ligeramente, por lo que podrás comer con más tranquilidad y conciencia.
  3. Come un poco de todo. Prueba un poco de todo, sírvete raciones pequeñas, como si estuvieras tomando algunas tapas en vez de platos grandes. De esta forma, podrás probar todo lo que se ha preparado sin pasarte de la raya.
  4. Come y bebe despacio. Si llegas con poca hambre, podrás comer con más tranquilidad y menos ansiedad. Asegúrate de que masticas bien todos los alimentos para que aumente la sensación de saciedad y favorecer la digestión. Trata de hacer una pausa considerable entre bocado y bocado.
  5. No alargues en exceso la sobremesa. No se trata de salir corriendo tras haber acabado de comer, pero conviene no alargar en exceso la sobremesa con comida sobre la mesa, ya que se cae en la tentación de seguir picoteando.
  6. Evita mezclar bebidas alcohólicas. No seremos nosotros quienes te digamos que no puedes tomar una copa de vino o cava durante las comidas o cenas. Lo que sí que te aconsejamos es evites los chupitos o las copas con mayor graduación alcohólica, sobre todo si antes ya has tomado vino o cerveza.
  7. Pela las gambas y langostinos con cuchillo y tenedor. Puede parecer una chorrada, pero lo cierto es que hacerlo de esta forma hará que tardes más en pelarlos y que, de esta forma, comas menos cantidad.
  8. Evita los fritos. En general, en la medida de lo posible, debes evitar las comidas que sean excesivamente calóricas. De esta forma, también es recomendable que evites los embutidos que aportan mucha grasa y que te decantes por aquellos magros como el jamón ibérico o el lomo embuchado.
  9. No abuses de los turrones y mazapanes. Sí, están deliciosos, pero son muy energéticos y están llenos de azúcar y calorías. Un truco para evitar picotear constantemente es no tenerlos cortados en una bandeja, sino cortarlos justo cuando vayamos a comerlos.
  10. Toma un vaso de agua antes de acostarte. Esto te ayudará a disolver las toxinas que se hayan consumido durante las comidas y cenas.

¿Ya tienes todo planeado para tus comidas y cenas de Navidad? Recuerda que siempre es mejor opción optar por recetas de Navidad saludables y comer y beber con moderación. Disfruta de estas fiestas sin poner en riesgo tu salud.

13 Dic, 2018 I No Comentarios

< ANTERIORSIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *