• Aceite de Árbol de Té

Aceite de Árbol de Té, ¿sabes todo lo que puede hacer por ti?

Aunque se trata de un producto que se ha utilizado desde tiempos inmemorables (los indígenas australianos lo utilizaban para tratar diferentes afecciones), lo cierto es que hoy en día todavía poca gente conoce la gran cantidad de beneficios que puede aportarnos. Si tú eres de los que viven ajenos a las bondades de este aceite esencial, no puedes perderte este artículo. Seguro que tras leerlo corres a comprarte un botecito para probarlo.

Propiedades del Aceite de Árbol de Té

  1. Ayuda a prevenir el acné. Debido a sus propiedades antibacterianas y antisépticas, el aceite esencial de Árbol de Té ayuda a reducir las bacterias que se acumulan en la piel y que favorecen la aparición de granos. La aplicación del aceite sobre la cara ayuda a disminuir la inflamación y facilita la limpieza de los poros, regulando la producción excesiva de grasa.
  2. Previene las infecciones vaginales. El Aceite de Árbol de Té es un aliado perfecto para el cuidado de la salud íntima femenina. Debido a sus propiedades antibacterianas y antimicóticas, este aceite esencial reduce la proliferación de levaduras y bacterias, ayudando a mantener sana la microbiota y evitando, entre otras cosas, los malos olores.
  3. Frena la caspa. Precisamente porque tiene propiedades antimicóticas, el Aceite de Árbol de Té es un remedio muy eficaz para tratar la caspa. Además, su aplicación en el cuero cabelludo calma la sensación de picor y equilibra la producción de grasa.
  4. Acelera la curación de quemaduras. Vaya por delante que las quemaduras de sol pueden ser muy peligrosas y que deben evitarse siempre. No obstante, si por cualquier motivo nos hemos quemado, la aplicación del Aceite de Árbol de Té nos ayudará a acelerar el proceso de regeneración celular y prevendrá la formación de ampollas e infecciones.
  5. Ayuda a eliminar las verrugas. Aunque ningún producto es capaz de eliminar las verrugas de la noche a la mañana, este aceite es muy útil a la hora de ablandar la dureza de la verruga, favoreciendo así que se caiga más rápido. Además, debido a su acción antiviral, el Aceite de Árbol de Té ayuda a frenar el crecimiento de los virus.
  6. Elimina los hongos de las uñas. El Aceite de Árbol de Té, debido a su acción antimicótica, ayuda a eliminar los hongos que dañan la estructura de las uñas. Su aplicación directa sobre la uña ataca a los microorganismos que causan la lesión y detiene su infección y proliferación.
  7. Evita las infecciones en heridas y cortes. El Aceite de Árbol de Té es un antiséptico natural que ayuda a evitar las infecciones cutáneas cuando se ha producido un corte o una herida.
  8. Previene el mal aliento. Debido a que el Aceite de Árbol de Té contiene algunos componentes que atacan a los organismos nocivos que causan el mal aliento, este aceite es verdaderamente efectivo en el tratamiento de la halitosis (cuando es combinado, eso sí, con una buena higiene).
  9. Ayuda a prevenir los piojos. El Aceite de Árbol de Té tiene propiedades insecticidas que hace que resulte un remedio muy eficaz en la prevención y el tratamiento de la pediculosis. Por este motivo, algunos productos tan eficaces como la loción protectora de Dexin, están formulado con este aceite esencial.
  10. Calma los picores provocados por picaduras de insectos. Como primer auxilio, unas gotas de Aceite de Árbol de Té sobre la zona que nos pica pueden ser de alivio. De la misma forma, este aceite esencial puede ayudarnos a prevenir las picaduras de ciertos insectos.

23 Ago, 2018 I No Comentarios

< ANTERIORSIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *