6 cosas que pueden estar provocándote sequedad ocular

¿A menudo sufres la sensación de tener arenilla dentro de los ojos? ¿A veces incluso ves borroso? ¿Te pican y escuecen los ojos? Si has respondido que sí a al menos dos de las preguntas anteriores, es probable que estés experimentando el síndrome de ojo seco, uno de los problemas de salud más frecuentes de la vista. Te contamos las posibles causas que pueden esconderse detrás de este trastorno y te damos algunos consejos para evitar las molestias que provoca.

¿Qué cosas provocan ojo seco?

Muchas personas que trabajan frente a un ordenador o llevan lentes de contacto cada día experimentan ojo seco. Además, existen algunas causas relacionadas con la salud que pueden provocar este síndrome.

  • Una enfermedad autoinmune. Enfermedades como la artritis reumatoide, el lupus o el síndrome de Sjögren son ejemplos de dolencias autoinmunes (provocadas por nuestro propio cuerpo) que pueden hacer que se produzca sequedad ocular. Lo que sucede exactamente es que el sistema inmune, cuando se sufre una de estas enfermedades, combate con una enorme cantidad de defensas cuando se produce algún pequeño daño en el ojo.
  • La blefaritis. Esta inflamación de los párpados que cursa con enrojecimiento y dolor hace que la producción de lípidos se vea afectada. Teniendo en cuenta que, si bien el 90 % de la lágrima es agua, pero que esta también contiene lípidos y proteínas, encontramos que la blefaritis es una de las causas de que el ojo se reseque.
  • Una infección. Ciertas enfermedades infecciosas como pueden ser la hepatitis B y C o la sífilis pueden provocar cambios en la superficie ocular favoreciendo la sequedad en los ojos.
  • Los cambios hormonales. Una de las causas más frecuentes de sequedad ocular u ojo seco en las mujeres son los cambios o desequilibrios hormonales, sobre todo aquellos que se dan durante la menopausia. Además, hay que tener en cuenta que, con los años, las glándulas lagrimales se atrofian y aparecen arrugas alrededor de los ojos que dificultan la secreción de las lágrimas.
  • Ciertos medicamentos. Existe un amplio abanico de medicamentos que pueden provocar ojo seco. Por ello, si tomas antihipertensivos, antidepresivos, somníferos, ansiolíticos o antihistamínicos, es importante que consultes a tu médico para que te ofrezca algún remedio que te ayude a mejorar la sequedad ocular.
  • El hipertiroidismo. A menudo, las personas que sufren hipertiroidismo presentan un síntoma llamativo: ojos saltones. Esto precisamente puede hacer que se experimente dificultad para cerrar los párpados por completo mientras se duerme, lo que, a su vez, ocasiona ojo seco.

Consejos para mejorar la sequedad ocular

Si estás sufriendo sequedad ocular, nuestra recomendación es que acudas al médico para poder identificar la causa que se esconde detrás de este síndrome. Mientras tanto, pon en práctica estos consejos para mejorar la sensación de ojo seco:

  • Bebe abundante agua al día.
  • No fumes y evita permanecer en espacios donde hay mucho humo.
  • Si trabajas delante de un ordenador, haz descansos cada media hora. Aprovecha durante estos descansos para parpadear repetidamente durante al menos medio minuto.
  • Si crees que es necesario, utiliza un humidificador para evitar la sequedad en el ambiente.