Claves para empezar una dieta y no tirar la toalla

¿Cuántas veces has decidido ponerte a dieta y la has abandonado a las pocas semanas (o días)? Si esto te sucede con frecuencia, no desesperes. Tras leer este artículo podrás volver a comenzar una dieta sin miedo a fracasar nuevamente. Toma nota.

 Consejos para empezar una dieta – y mantenerla-

  1. Acude a un experto. Creer que podemos iniciar una dieta sin consultar con un especialista es un error. Un experto en nutrición y dietética es la persona adecuada para decirnos cuánto peso debemos perder, cómo debemos cambiar nuestra alimentación y cómo pueden integrarse los buenos hábitos en la rutina diaria.
  2. Lleva un diario sobre lo que comes. Se trata de una práctica recomendada por muchos dietistas que básicamente consiste en apuntar todo lo que se come a lo largo del día (ingredientes utilizados, horas, cantidad, lugar e incluso compañía), Es un ejercicio de autocontrol de nuestros hábitos alimenticios que nos muestra qué cosas hacemos bien y cuáles mal.
  3. Planifícate con anterioridad. Si te acostumbras a comprar con antelación todo lo que necesitas para cada una de tus comidas, evitarás tener que recurrir a opciones de comida rápida o a atiborrarte con cualquier cosa que tengas en el frigorífico.
  4. Cocina sin grasas. A la hora de seguir una dieta, tan importante como los ingredientes que se utilizan son las técnicas de cocinado que se emplean para prepararlos. Algunas que no añaden grasas y conservan los nutrientes son al horno, al vapor, al papillote, los crudités y la plancha.
  5. No te obsesiones con la báscula. Cuando seguimos una dieta, acostumbramos a pesarnos con frecuencia para comprobar si esta está dando sus frutos. Sin embargo, debemos evitar hacerlo con demasiada frecuencia, ya que esto solo puede servir para frustrarnos. Hazlo, como mucho, una vez a la semana.
  6. Practica ejercicio físico. Practicar ejercicio físico te ayudará a perder peso, pero también te servirá para mejorar tu forma física y mental y aportarte bienestar. Si practicas ejercicio físico, te sentirás mejor y esto te dará ánimos para seguir con la dieta.
  7. Come en un ambiente tranquilo. Dedicarle tiempo y espacio a las comidas hará que seas más consciente del acto de comer. Presta atención al plato, a la masticación, a los sabores y deja que tu cerebro registre todos estos actos. Esto te ayudará a saciarte y evitará que sientas hambre al poco rato tras haber terminado.
  8. Ocupa tu tiempo. Comer por aburrimiento es algo que muchas personas hacemos. Sin embargo, cuando estamos ocupados realizando alguna actividad, no nos acordamos de comer. Para evitar que aparezcan estas ganas de comer ficticias, es importante que estemos distraídos llevando a cabo actividades que nos entretengan.
  9. Evita las tentaciones. Lleva siempre contigo una pieza de fruta, un yogur desnatado o un puñado de frutos secas para poder recurrir a ellos cuando te entre hambre entre comidas. Teniendo siempre a mano un snack saludable, evitarás caer en la tentación de comer cualquier cosa que se te antoje en el momento.
  10. Comprueba los avances que estás haciendo. La mejor báscula es la ropa. Notarás los avances al sentir cómo algo te queda mejor, cómo prendas que antes no te valían, ahora te entran. Disfruta sintiéndote más deshinchado y ligero y viendo cómo cada día estás más cerca de tus objetivos.

Nadie dijo que seguir una dieta para adelgazar fuera fácil, pero con voluntad y paciencia puedes conseguirlo. ¡Mucho ánimo!