Mascarillas protectoras: ¿Pueden los piojos quedarse en ellas?

Si hay un accesorio (o más bien prenda obligatoria) que nos acompaña en esta nueva normalidad, ese es la mascarilla. Aunque nos las podamos olvidar y debamos volver a casa a buscarlas, las mascarillas protectoras son imprescindible en nuestro día a día fuera del hogar, para poder protegernos y proteger a los demás de un posible contagio por el coronavirus.

Esta prenda de uso personal, que debemos usar cada día, está en íntimo contacto con nuestra cabeza al colocarlas por las orejas o por la nuca, por lo que desde Dexin, expertos en soluciones antipiojos, os explicamos si este uso de las mascarillas puede favorecer que en los casos de infestación de piojos o pediculosis, estos parásitos puedan descender hasta ellas y mantenerse en el tejido.

¿Cómo se desplazan los piojos y cómo viven fuera de la cabeza?

Los piojos son parásitos hematófagos (que se alimentan de sangre) que llegan al huésped por un contacto directo entre superficies, ya que no son capaces de volar o saltar, solo pueden reptar por la piel y agarrarse al vello o al cabello.

Los piojos de la cabeza (Pediculus humanus capitis), son el tipo de piojo más conocido a causa de su gran incidencia (hasta un 15% del total de los niños los padecen). Estos piojos viven, se alimentan y se desplazan por el cuero cabelludo, y ponen sus huevos, las liendres, en las raíces del pelo, donde quedan fijadas hasta que las ninfas, o adultos jóvenes, eclosionan.

Mientras se hallan en la cabeza del huésped, los piojos se desplazan por la superficie capilar para seguir con la reproducción y la alimentación, siendo posible que puedan llegar a descender a zonas como la frente, las orejas o el cuello, por ejemplo.

Aunque los piojos de la cabeza solo viven en las cabezas, no en zonas exteriores, son individuos con una increíble capacidad de supervivencia, ya que pueden vivir varios días en el exterior, a temperatura ambiente, y soportar el agua u otras inclemencias, por lo que es posible que sobrevivan en tejidos u otras superficies a las que hayan llegado.

Por otra parte, existen también los piojos del cuerpo, o Pediculus humanus corporis, un tipo de piojo que habita sobretodo en la ropa, especialmente en las costuras y pliegues de esta, y pueden vivir entre 5 y 7 días en ella.

¿Cómo podemos actuar contra los piojos mientras debemos llevar las mascarillas?

Está claro que las mascarillas son una prenda añadida que a partir de ahora deberemos tener en cuenta, sin embargo, la actuación en casos de pediculosis no difiere a cómo sería sin ella, así como tampoco varía el cuidado de la mascarilla por el coronavirus y en estos casos.

Es muy importante que a parte de tener claro las mascarillas que son de cada miembro de la familia para no compartirlas sin querer, estas se laven a máquina a más de 60º, efectivo para el virus y para los piojos, ya que a esta temperatura no pueden sobrevivir.

Además, llevar el pelo recogido, realizar revisiones capilares con lendrera y evitar el contacto cercano entre los niños también serán medidas preventivas adecuadas en todos los casos.

Si precisáis de mayor información acerca de cómo combatir los piojos, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog y os invitamos a conocer nuestros productos de la gama antipiojos.