10 curiosidades sobre los piojos que te dejarán con la boca abierta

¿Sabías que, pese a lo que suele creerse, a los piojos les encanta el pelo limpio? ¿O que son capaces de recorrer 23 cm en un minuto? ¿Tienes idea de por qué siempre son los niños sus principales víctimas? Si buscas información sobre eliminar piojos, en este artículo encontrarás respuestas e información interesante y divertida sobre ellos.

  1. Los piojos no pueden saltar

Pues no. A pesar de lo que suele creerse, los piojos ni saltan ni vuelan. Estos insectos solo pueden reptar, así que únicamente pueden trasladarse de una cabeza a otra cuando existe mucha proximidad entre ellas. Por este motivo, el contagio de piojos es tan común entre niños, ya que estos suelen realizar diversas actividades juntos (donde el contacto entre cabezas es muy cercano).

  1. Los pijos adoran el pelo limpio

Otra de las cosas que suele pensarse es que los piojos acuden a las cabezas sucias, donde la higiene brilla por su ausencia. Nada más lejos de la realidad. Los piojos tienen preferencia por el pelo limpio y, a poder ser, liso. De esta forma, lavar la cabeza con insistencia no es una medida de prevención (aunque, por razones obvias, es importante mantener una buena higiene).

  1. Nos acompañan desde el principio de los tiempos

De hecho, un estudio de la Universidad de Illinois en Estados Unidos ha llegado a la conclusión de que los piojos empezaron a extenderse antes de la extinción de los dinosaurios, de forma que es muy posible que estos míticos reptiles fueran los primeros seres vivos en sufrir sus molestos picores.

  1. Los piojos se reproducen una vez

La cosa funciona así. Con un solo apareamiento, la hembra es capaz de almacenar el esperma en su cuerpo y utilizarlo para producir huevos cada día de su vida (que suele durar alrededor de 30 días). Como ves, se trata de una cópula de lo más eficaz que, además, le permite a la hembra poner entre cinco y diez huevos diarios.

  1. Los piojos prefieren el pelo de los niños

Las víctimas preferidas de los piojos son los niños de entre tres y diez años, y es que, a partir de esa edad, el sebo en el pelo aumenta considerablemente, algo que no resulta del agrado de estos insectos. Este es el motivo por el que las infestaciones entre adultos son difíciles de encontrar.

  1. Los piojos son resistentes

Tal y como sucede con las bacterias y los antibióticos, los piojos están generando una resistencia fuerte hacia algunos tratamientos químicos. Por eso, algunas personas están optando por productos naturales como la loción antipiojos de Dexin, sin aceites ni minerales y capaz de eliminar el 100 % de los piojos y liendres en solo tres minutos, garantizando la más alta satisfacción de quienes la usan.

  1. Los pijos no sobreviven fuera de la cabeza humana

Los piojos necesitan habitar en nuestro cuero cabelludo para sobrevivir (de ahí extraen el alimento, nuestra sangre). Un piojo es capaz de vivir entre 30 y 35 días, pero fuera de la cabeza humana solo es capaz de resistir dos días (el tiempo que duran sus reservas).

  1. Existen más de 3.000 especies de piojos

Así es. Existe un tipo de piojo casi por cualquier especie de mamíferos, y cada uno de ellos solo puede sobrevivir en el tipo de animal para el que está preparado. De esta forma, por ejemplo, los piojos que afectan a los perros no podrían alimentarse ni reproducirse si habitasen en el cuero cabelludo de un humano.

  1. El vinagre no es un remedio contra los piojos

Aunque ha sido utilizado durante muchos años como tratamiento pediculicida, lo cierto es que el vinagre no tiene ninguna eficacia contra los piojos. Este líquido solo sirve para disolver la sustancia que hace que las liendres se adhieran al cabello y también puede funcionar bien como acondicionador, pero nada más.

  1. Los piojos son muy rápidos

Gracias a sus pinzas, el piojo común puede recorrer el cabello a una velocidad de hasta 23 centímetros por minuto cuando el pelo está seco. Por este motivo, cuando se quiere inspeccionar la cabeza en busca de piojos, debe hacerse sobre el cabello mojado, ya que la humedad les impedirá caminar tan rápidamente como les gustaría.