¿Cuántos tipos de piojos existen? ¡Conócelos!

Seguro que cuando se habla de piojos automáticamente os viene a la cabeza (concretamente) la imagen de unos pequeños insectos que parasitan nuestro cuero cabelludo.

Sin embargo, ¿sabéis que estos no son los únicos tipos de piojos que pueden afectar al ser humano? Hoy os explicamos cuántos tipos de piojos existen y en qué medida pueden dañarnos.

¿Qué piojos pueden infestar al ser humano?

 Aunque se conocen más de 3.000 especies de piojos, solo tres de ellas pueden infestar a los humanos:

Piojos de la cabeza (Pediculus humanus capitis)

Este tipo de piojo es el más conocido debido a que prevalece en mayor medida (Se estima que entre un 5 y un 15% de la población escolar padece Pediculosis).

Los piojos de la cabeza adultos pueden presentar una longitud de entre 2,1 y 3,3 mm y pese a no disponer de alas ni poder saltar, se trasladan arrastrándose cuando se realiza un contacto cercano entre personas o materiales infectados.

Para prevenir un contagio se deberá evitar intercambio de ropa o cepillos, lavar la ropa personal y de la casa a 50º, y evitar llevar el pelo suelto.

Una vez se haya dado el contagio es muy importante actuar de forma rápida, aplicando un tratamiento pediculicida y revisando el pelo mediante lendrera.

Piojos corporales (Pediculus humanus corporis)

Los piojos corporales, en su estado adulto mantienen una longitud de entre 2,3 y 3,6 mm. Habitan la mayor parte del tiempo en la ropa, donde incuban sus huevos (normalmente en pliegues y costuras). Pueden vivir en la ropa durante un mes y solo entre 5 y 7 días a temperatura ambiente.

Solo visitan la piel para alimentarse, siendo las zonas que pican en mayor medida el cuello, los hombros, las axilas, la cintura y la ingle.

Este es el único de piojo que puede ser vector de enfermedades graves como el tifus o la fiebre de las trincheras.

El tifus se caracteriza por la aparición de exantema (erupciones cutáneas), fiebre alta recurrente, escalofríos y dolores de cabeza.

Por su parte, la fiebre de las trincheras se caracteriza por fiebre de cinco días de duración y alta, dolor de cabeza, dolor durante el movimiento ocular, dolor muscular en piernas y espalda y aumento anormal y doloroso (hiperestesia) de la sensibilidad táctil en la cara anterior de las piernas.

Piojos púbicos (Pthirus pubis)

Los piojos púbicos o más comúnmente conocidos como ladillas, presentan al igual que en los casos anteriores, una forma similar a la de una pequeña araña larga y plana. En estos casos, en su etapa adulta tienen una longitud comprendida entre 1,1 y 1,8 mm.

De forma similar a los piojos de la cabeza, estos piojos se adhieren a la piel y vello genital y se alimentan de sangre, lo que provoca que el síntoma principal de la presencia de ladillas sea una picazón intensa.

A pesar de lo que se cree comúnmente, el contagio por piojos del pubis no viene determinado por la higiene, si no que se produce en muchos más casos de los que se imagina.

Generalmente los piojos púbicos se contagian durante las relaciones sexuales o por cercanía o contacto de los genitales.

También pueden propagarse por ropa, bañadores y ropa interior, toallas o ropa de cama, o contacto con otras zonas del cuerpo con pelo grueso (cejas, pestaña., vello del pecho, axilas, barbas y bigotes).

Así mismo, aunque de manera muy poco frecuente debido a su poca resistencia fuera del cuerpo humano, también se podrían contagiar mediante contacto con baños públicos.

 A parte de la picazón y posibles úlceras por rascado, este tipo de piojos no causa ninguna enfermedad.

¡Consulta nuestra amplia gama de productos antipiojos y evita sus molestias!