Conocer el ciclo vital de los piojos te ayudará a combatirlos

Acabar con los piojos es la gran batalla que toda madre o padre sueña con ganar. Esta pesadilla, en forma de pequeños insectos hematófagos, desespera año tras año a los progenitores que, hartos de buscar liendres, ya no saben qué más hacer para que desaparezcan. Conocer el ciclo vital de los piojos puede ser de gran ayuda.

Hoy vamos a traer un rayo de esperanza a todos estos adultos desesperados con un truco infalible para complementar los tratamientos antipiojos. Esta pequeña ayuda que te vamos a contar es el impulso perfecto para que los champús y las lociones contra piojos multipliquen su efecto.

El ciclo vital de los piojos es la clave

Conocer el ciclo vital de los piojos es la clave para conseguir erradicarlos de forma definitiva. Muchas veces, aplicamos tratamientos efectivos pero los parásitos reaparecen. Conociendo cómo se desarrollan, podrás adaptar tus métodos de desparasitación para que no se escape ninguno.

A lo largo de toda su vida, los piojos pasan por tres estadios: la liendre, la ninfa y el piojo. Su proceso de crecimiento y transformación es muy rápido, por lo que una pronta actuación es fundamental para asegurar el éxito de la misión.

Fases de vida de los piojos

· Liendre: es un huevo de color blanco y del tamaño de la cabeza de un alfiler, que habitualmente se confunde con la caspa cuando la encontramos en la cabeza. Desde su puesta, las liendres tardan una semana en eclosionar, dando lugar a una ninfa.

· Ninfa: es el piojo joven. Al nacer ya se alimenta de sangre, pero aún no es capaz de poner nuevos huevos. Las ninfas son igual que los piojos adultos, pero de menor envergadura. Al cabo de siete días maduran y pasan al siguiente estadio.

· Piojo adulto: es la última forma del piojo, en esta etapa son capaces de alimentarse de sangre y de poner huevos (liendres). Cada piojo adulto puede vivir hasta 30 días en el cuero cabelludo; al contrario de lo que se cree, si sale de la cabeza muere poco tiempo después. A lo largo de su vida, las hembras pueden llegar a poner hasta 300 huevos.

Cuál es el ciclo vital de los piojos

Desde la puesta del huevo hasta que la ninfa se convierte en un adulto capaz de reproducirse pasan, aproximadamente, dos semanas. A partir de ese momento, los piojos se dedican exclusivamente a comer y copular.

Al cabo de un día, después de la cópula, la hembra ya podrá poner sus huevos y lo hará a lo largo de toda una semana. Los machos seguirán apareándose con todas las hembras que tengan a su alcance.

Si nos ponemos a echar cuentas, podremos descubrir la magnitud de la catástrofe. ¿Te imaginas cuántos piojos pueden llegar a habitar una cabeza al cabo de un mes? Si te pica de solo pensarlo, es normal.

Cómo acabar con la pediculosis

La clave reside en una cifra: dos semanas. Durante las dos semanas que tarda el huevo en eclosionar y emerger un piojo adulto, es fundamental hacer hincapié en el tratamiento.

Una vez detectamos el parásito, debemos aplicar la loción inmediatamente. Pero el tratamiento no termina aquí. Las liendres no siempre se desprenden a la primera que pasamos la lendrera, por eso es imprescindible seguir eliminándolas para impedir que nazcan nuevas ninfas.

De la misma manera, al cabo de una semana se debe repetir el tratamiento, ya que, si alguna liendre ha eclosionado, podremos matar a la ninfa antes de que se convierta en un adulto con capacidad de reproducirse.

Si respetamos este periodo de acción de dos semanas conseguiremos eliminar de forma definitiva piojos, ninfas y liendres. ¿Ya tienes tu producto antipiojos de confianza? Consulta nuestra gama de productos y líbrate de los parásitos de una vez por todas.