Curiosidades sobre el vuelo de los mosquitos

¿Sabías que, por su anatomía, los mosquitos no deberían poder volar? Pero vuelan, molestan, zumban ¡y pican! De hecho, su característico e irritante zumbido se debe a la forma particular que tienen de mover las alas. Hoy te contamos algunas curiosidades sobre el vuelo de los mosquitos que seguro que no te esperas.

Así es el vuelo de los mosquitos

Cuando piensas en mosquitos, sus picaduras son, probablemente, lo primero que se te viene a la cabeza. Pocas personas se han parado a pensar, alguna vez, en que estos pequeños insectos son toda una obra de ingeniería aeronáutica.

Los mosquitos aletean unas 800 veces por segundo. Sus alas, extremadamente largas y finas en comparación con el tamaño de su cuerpo lo convierten en una curiosidad digna de estudio.

Y es que, hasta no hace demasiado tiempo se desconocía el mecanismo por el cual estos insectos eran capaces de mantenerse en el aire y realizar arriesgadas maniobras, propias de un acróbata.

Cómo vuelan los mosquitos

A diferencia de otros insectos, como las abejas, las avispas o las moscas, los mosquitos no aletean. Para mantenerse en el aire utilizan un mecanismo de rotación de las alas que crea un vórtice y una corriente de aire a su alrededor. Esta forma particular de moverse les permite mantenerse flotando y reducir la presión en sus finas membranas.

El movimiento de sus rotores ha podido ser observado gracias a un estudio llevado a cabo con tres cámaras simultáneas, mediante las cuales se ha conseguido fotografiar al mosquito desde diferentes ángulos. De esta manera, se ha creado una imagen en tres dimensiones que ha permitido documentar el excepcional sistema de vuelo de los mosquitos.

Otras curiosidades del vuelo del mosquito

Habrás podido observar más de una vez las grandes nubes que forman los mosquitos en el aire. Estos bancos voladores pueden parecer el más absoluto caos, pero nada más lejos de la realidad, dentro de cada cúmulo de diminutos insectos todo está perfectamente pensado.

Los mosquitos forman un conjunto que baila en absoluta armonía y en el que cada individuo ocupa una posición determinada, vuela a una velocidad establecida y mantiene una cierta distancia con el resto de individuos. Todos están relacionados entre sí.

El comportamiento de los grandes grupos de mosquitos es similar al de algunas aves, que vuelan en perfecta armonía sin ser dirigidas por un líder.

Algunas de estas curiosidades son estudiadas para intentar mejorar los sistemas aeronáuticos, así como para comprender mejor las formas de organización de los insectos.

Si hasta ahora solo te habías interesado por evitar sus picaduras, conocer a tu enemigo no va a hacer que te rasques menos, aunque tal vez ahora sí que los mires con otros ojos… Para todo lo demás, aquí tienes nuestra gama de productos antimosquitos. ¡Vigila los cielos!