Repelentes de mosquitos: qué cosas funcionan y cuáles no

Con la llegada del calor, empiezan a aparecer estos molestos insectos y a hacer de las suyas. Si quieres librarte de sus picaduras, más te vale que elijas bien el repelente que vas a utilizar. Porque no, no todos funcionan igual. Toma nota de nuestras sugerencias.

4 repelentes de mosquitos que funcionan

Medio limón con clavos. El truco del medio limón con algunos clavos insertados en su superficie, a pesar de ser antiguo, sigue funcionado. Además, es muy fácil de preparar: solo tienes que colocar varias de estas mitades junto a la ventana antes de irte a dormir para ahuyentar a los mosquitos, que no sentirán la tentación de entrar en el cuarto.

Azufre de ajo. Aunque no es el remedio más agradable de todos para el olfato humano, lo cierto es que el azufre del ajo es un estupendo repelente contra los mosquitos. Para prepararlo, únicamente tienes que pelar y cortar varios dientes de ajo y echarlos en un bol con agua. Cuando hayan macerado, utiliza el agua resultante para rociar la casa.

Lavanda. Pero también la caléndula, los geranios, las petunias e incluso las plantas carnívoras. Una forma agradable y estética de evitar que los mosquitos se hagan con tu patio o terraza es colocando varias de estas plantas. Eso sí, asegúrate de que son estas plantas y no otras, ya que podrías conseguir el efecto contrario.

Citriodiol. El citriodiol es, desde hace tiempo, considerado el mejor repelente natural contra los mosquitos. Se trata de un destilado de la planta Eucaliptus citriodora, que contiene un compuesto químico, el PMD. Su olor es agradable, es bien tolerado en la piel y no tiene un efecto nocivo para los organismos acuáticos. Dexin Antimosquitos está formulado precisamente con este compuesto y es capaz de proteger durante 6 horas incluso de las especies vectoras del virus zika.

4 repelentes de mosquitos que no funcionan

Aparatos de ultrasonidos. Según diferentes estudios, los repelentes de ultrasonidos tienen una eficacia nula por una sencilla razón: los insectos son incapaces de escuchar el sonido que emite el aparato (que es lo que en teoría los ahuyenta). Por este motivo, la organización para la defensa de los consumidores FACUA reclamó en el año 2011 la retirada del mercado de estos aparatos.

Vitamina B. La vitamina B, también conocida como tiamina, reúne una importante cantidad de beneficios, entre los cuales se acostumbraba a incluir su capacidad para repeler los mosquitos. Aunque se cree que el consumo de alimentos ricos en vitamina B puede hacer que el sudor de las personas se vuelva más ácido, convirtiéndolo en poco atractivo para los mosquitos, lo cierto es que no existen evidencias al respecto que lo confirmen.

Aplicaciones móviles. Desde hace algún tiempo, podemos encontrar en las tiendas de aplicaciones de nuestros smarthphones, apps que nos prometen deshacernos de los molestos mosquitos utilizando un método similar al de los aparatos de ultrasonidos antimosquitos. Sin embargo, exactamente igual que en el caso de estos aparatos, no existe ninguna evidencia científica que pruebe su utilidad, por lo que nuestra recomendación es que optes por alguno de los remedios que te hemos enumerado en la primera parte del artículo.

Espirales de piretrina. O también conocido como incienso para mosquitos. Estas míticas espirales elaboradas con una sustancia vegetal llamada piretrina desprenden un humo que actúa como repelente para los mosquitos. El problema es que, al quemarse encima de una mesa, solo evitan la presencia de los mosquitos a partir de una determinada altura, lo cual no nos libra de que acribillen nuestros tobillos.