¡No puedo dormir! ¿Por qué los mosquitos zumban en mi oído?

Es verano, hace calor, los días son largos… y las noches también pueden serlo por culpa del zumbido de ese dichoso mosquito. Seguro que, en más de una ocasión, te has pasado la noche en vela por culpa del zumbido de los mosquitos. Ese molesto sonido que desaparece cuando enciendes la luz y vuelve al apagarla de nuevo. Si te has preguntado alguna vez por qué zumba un mosquito en tu oído mientras duermes, hoy vamos a explicártelo todo con detalle.

¿A qué se debe el zumbido de los mosquitos?

Durante la noche, las hembras de los mosquitos son las culpables de nuestros desvelos. Son ellas las que pican. Su intención no es más que la de conseguir sustento para sus huevos y hacer perdurar su especie. Además, no se alimentan exclusivamente de sangre humana, también pueden succionar la sangre de otros mamíferos.

El zumbido de los mosquitos no es, ni más ni menos, que el sonido de sus minúsculas alas al batirlas durante sus vuelos nocturnos. El nivel de ruido que hace un mosquito a una distancia de 2 m es de tan solo 20 dB. Entonces, ¿por qué nos resulta tan molesto?

¿Cómo pican los moquitos?

Para saber dónde y a quién deben picar, las hembras de mosquito han desarrollado un mecanismo natural que les permiten seleccionar mejor su objetivo. Gracias a unos receptores, son capaces de detectar nuestro calor corporal y nuestras emisiones de dióxido de carbono.

Por eso, por la noche, cuando estamos tumbados a punto de visitar el reino de Morfeo, es cuando escuchamos ese zumbido en el oído. Es el mosquito que revolotea en torno a nuestra cabeza buscando un buen lugar donde aterrizar para alimentarse.

En su vuelo de reconocimiento producen el molesto sonido que precede al ataque, cuando captan el gas que exhalamos por la boca y por la nariz y nos señalan como un objetivo preferente para su picotazo. Así, es tan habitual que cuando intentamos ignorarlo, a la mañana siguiente nos levantemos llenos de picaduras.

Puede que tan solo 20 dB a una distancia de 2 metros no sea un gran estruendo, pero cuando lo tenemos casi pegado al oído, puede acabar resultando una tortura que no nos deje dormir.

Cómo evitar que me piquen los mosquitos

Para que las picaduras de mosquito no sean una desagradable realidad a lo largo de todas las vacaciones, puedes tomar una serie de precauciones. ¿Quieres saber cómo ahuyentar mosquitos? Te damos algunas sencillas claves:

· Cierra puertas y ventanas después del atardecer para evitar que los mosquitos entren en casa.

· Coloca mosquiteras para que actúen como barrera antes los insectos.

· Pon plantas de citronella y albahaca en la terraza o en las ventanas, ya que su olor ahuyenta a los mosquitos.

· Utiliza una loción repelente de mosquitos cuando estés en el exterior.

Ya has visto que los mosquitos no tienen nada personal contra ti. No se han confabulado para zumbar en tu oído e impedirte conciliar el sueño. Aún así, tampoco vamos a permitirles que se den un festín a nuestra costa y nos amarguen las cálidas y plácidas noches de verano.

Si quieres mantener a estos bichitos a raya, consulta nuestra gama de productos repelentes de mosquitos y para calmar el picor. ¡Que nada te enfríe las vacaciones!