Super-Piojos: todo lo que debes saber sobre piojos resistentes a productos químicos

Puede que hayas oído hablar de ello o leído la noticia, puesto que hace algo más de un año que corre: los científicos han descubierto un nuevo tipo de piojos que es resistente a los tratamientos.

¿Es esto realmente así? ¿Debemos preocuparnos? ¿Es cierto que los tratamientos ya no sirven?

¡Tranquilidad! Os vamos a explicar con detalle este asunto y veréis que no tenéis por qué perder la calma.

¡El SuperPiojo Americano ataca de nuevo!

La noticia es cierta, sí, aunque se circunscribe a Estados Unidos por ahora. En otoño del 2016, un equipo de dermatólogos del Medical Center de la Universidad de Pittsburgh publicó un estudio realizado a nivel estatal que mostraba la existencia de un “superlice” (superpiojo) resistente a los productos químicos más utilizados por la ciudadanía estadounidense. La doctora Ellen Koch, dermatóloga y autora principal del estudio, declaró que “La tasa de fallo de estos productos ha aumentado dramáticamente en muchas áreas de los Estados Unidos. Y esto lleva a un incremento de costes, días perdidos en el trabajo o en el colegio, y frustración entre nuestros pacientes”.

Visto así desde luego parece un problemón. Y en realidad no es nuevo: se realizan estudios sobre las resistencias que desarrollan los piojos desde los años 90 tanto en Estados Unidos como en Europa y Australia, y la conclusión a la que se está llegando es que aparecen nuevas “cepas” de piojos con mutaciones genéticas que les hacen más resistentes a la permetrina y a la piretrina. Estas dos sustancias son dos insecticidas muy utilizados en muchos tratamientos químicos antipiojos.

¿Cómo desarrolla el piojo esa utilísima mutación? Pues muy sencillo: selección natural. Supervivencia de los más aptos. Se aplica de forma generalizada entre la población un veneno, pero no siempre se aplica bien, no siempre se eliminan todos los piojos, alguno queda ahí medio grogui pero aún aferrado a un cabello y listo para saltar a otra cabeza. Los genes de ese piojo, más preparado para resistir el insecticida que sus compañeros, son los que sobreviven en la siguiente generación. Multiplica eso por cientos de millones de cabezas repartidas por todo Occidente, y ahí lo tienes: estamos creando subespecies mutantes de piojos.

Da para una peli.

Pero no para preocuparse.

¿Por qué?

Cómo acabar con el SuperPiojo sin necesidad de kriptonita

Estos nuevos piojos resistentes son resistentes principalmente a esos dos insecticidas. Pero no son inmunes a todo ni son inmortales. Lo único que ocurre es que esos insecticidas son una herramienta que a la larga tendrá que abandonarse a favor de otros productos o métodos.

En este sentido, los tratamientos sin insecticidas como Dexin Piojos, siguen siendo 100% eficaces. ¿Por qué? Pues por algo tan sencillo como la forma de matar los piojos.

El problema con los insecticidas artificiales es que matan por envenenamiento. El envenenamiento tiene el problema de que puede ser parcial y el piojo puede sobrevivir, por una aplicación incorrecta del producto o por un condicionante genético. Luego ese piojo genera una resistencia, se reproduce, y expande sus genes resistentes, y ahí tienes el problema a corto y a largo plazo.

Dexin, utiliza para matar los parásitos una sustancia llamada dimeticona que envuelve al piojo, la ninfa o la liendre, cubriéndola e inmovilizándola por completo. Al hacerlo, bloquea a la vez los espiráculos por los que el piojo respira, y el sistema digestivo tanto en su entrada como en su salida. De esta forma el piojo muere sin remedio, asfixiado y con colapso intestinal.

La dimeticona es una sustancia utilizada en la industria cosmética porque, entre otras ventajas, es totalmente hipoalergénica. Está incluso recomendada para las pieles más sensibles debido a que ni nuestra piel ni nuestro pelo están capacitadas para absorberla. Literalmente, la dimeticona nos resbala. Pero como arma antipiojos es insuperable: incluso en el caso extremo de que un piojo sobreviviera (una aplicación incorrecta) no podría desarrollar ninguna resistencia porque no se trata de un agente interno, sino externo y físico. Uno puede estar a punto de ahogarse diez veces sin desarrollar una resistencia al ahogamiento, porque todo organismo necesita respirar, no hay alternativa a ello.

Por lo tanto, ningún miedo ante el SuperPiojo. ¡Existen productos muy eficaces a cuyo alcance no hay piojo ni liendre que puedan escapar!

21 Mar, 2018 I No Comentarios

< ANTERIORSIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *