Sal en las heridas: ¿Es cierto que las cura?

Seguro que alguna vez habéis escuchado decir, o habéis dicho la expresión de “no eches más sal a la herida”, como referencia a algo que hace que hace avivar el dolor. Y es que seguro que alguna vez habéis notado que al tocar sal, o estar en el mar, una herida que teníais abierta o reciente os dolía. Ante esto, seguro que también recordaréis el típico dicho de que la sal cura. Pero, ¿es cierto este beneficio de la sal en las heridas? Desde Dexin, expertos en soluciones para toda la familia os explicamos sobre ello.

¿Qué propiedades tiene el agua con sal para el cuidado de las heridas?

Ya sea por una caída, una rascada de una picadura u otro motivo, es posible que este verano nos hayamos encontrado en la playa con una herida. Y aunque desagradable y molesto, hayamos aguantado el tipo y nos hayamos dejado bañar esta por el agua salada, puesto que esto parece ser necesario por un bien mayor, ¿verdad?

Este remedio casero ha sido transmitido de generación en generación, por lo que se cree que algún fundamento debe tener. ¡Y lo cierto es que este remedio data nada más y nada menos que de la época egipcia, griega y romana!

El uso del agua con sal para las heridas se basa en el hecho de que esta ayuda a la cicatrización limpieza y desinfección de las heridas.

¿Cómo actúa el agua con sal en las heridas?

El proceso que actúa en la limpieza y tratamiento de las heridas por parte del agua con sal es denominado ósmosis. La ósmosis es un proceso físico que consiste en el movimiento de un líquido a través de una membrana semipermeable, realizando intercambios de líquidos del interior al exterior.  En este caso, el cloruro de sodio, la sal, obliga al líquido interior de las células a salir, lo que se considera que produce un efecto antibacteriano y antiinflamatorio.

El agua de mar: Más allá de la sal

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos afirmar que la sal es beneficiosa para las heridas, sin embargo, la sal no es el único elemento que encontramos en el agua de mar, para bien y para mal.

El agua de mar contiene otras muchas sustancias, como el yodo, muy importante en la cicatrización, así como vitaminas y antioxidantes que mejoran la salud de la piel.

Sin embargo, el agua de mar no es estéril, es decir, no está libre de microorganismos. El agua de mar, más allá de la presencia de microorganismos está fuertemente manipulada por el hombre, a causa de vertidos y residuos, todo ello puede alterar la microbiota de la piel y aumentar el riesgo de infecciones.

Según un estudio de la Universidad de California por lo tanto, es cierto que el agua con sal es un gran remedio para las heridas, si bien, no es lo mismo que el agua de mar. La mezcla de agua dulce con sal (solución salina) tiene los beneficios mencionados, pero no produce problemas secundarios. Se cree que de utilizarse este tipo de desinfectante a nivel sanitario, se mejorarían muchos tratamientos y se reducirían mucho los costes.

Si precisáis de mayor información para cuidar de vuestra salud y la de vuestra familia con simples recursos, os invitamos a seguir los artículos de nuestro blog y a conocer nuestros productos.

03 Sep, 2020 I No Comentarios

< ANTERIORSIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *