¿Sabías que en todo el mundo viven más de 10.000 millones de insectos por km2, según afirma la Royal Entomogical Society de Londres? ¿Y que hay alrededor de 750.000 especies documentadas? Si ya te está picando todo el cuerpo, no te preocupes: en España solo viven alrededor de 40.000 especies de insectos.De todos ellos, buena parte son insectos voladores con los que puedes tener algún encontronazo durante este verano: picaduras, mordiscos y sustos varios suelen ser el resultado de toparse con una avispa, un mosquito o una mantis. Así que si no tienes muy claro de qué debes escapar en los meses de más calor, no te pierdas esta breve pero totalmente necesaria guía sobre tipos de mosquitos y de insectos voladores de los que tienes que protegerte.

Tipos de mosquitos que te declararán la guerra este verano

Hay muchos insectos voladores que dan reparo a casi todo el mundo pese a que son totalmente inofensivos, como sucede con los saltamontes o las cigarras. Pero hay otros con los que sí debes tener mucho cuidado, ¡porque si creen que supones un peligro para ellos te atacarán sin piedad! Entre estos, abejas, avispas o tábanos son algunos de los más conocidos.¿Pero qué pasa con los mosquitos? En España, actualmente, hay documentadas más de 50 especies diferentes de este insecto. Pero no te preocupes: la gran mayoría de tipos de mosquitos prefieren alimentarse de otros animales y dejan a los humanos tranquilos. Los que sí gustan de la sangre humana son principalmente las hembras de Culex pipens o mosquito común, una especie con costumbres más bien nocturnas o crepusculares.Este tipo de mosquitos están dotados con un apéndice en forma de tubo que les permite atravesar nuestra piel para buscar algún vaso sanguíneo del que alimentarse y, cuando lo encuentran, inyectan un poco de su saliva para evitar que la sangre se coagule ya que, de lo contrario, no podrían alimentarse. Y es en ese momento cuando nuestro sistema inmune entra en acción: al notar una sustancia extraña y un fallo en la coagulación sanguínea, empezamos a producir histamina para solucionar el problema.La histamina hace la zona en torno a la picadura se enrojezca y se inflame porque provoca una dilatación en los vasos sanguíneos, irritando los pequeños nervios que los rodean, en un proceso muy similar al de una crisis alérgica. ¡Esta es la causa por la que pican las picaduras!Además de las hembras del mosquito común, desde hace unos años también tienes que preocuparte del mosquito tigre: se trata de una especie que llegó desde Asia y se ha instalado como especie invasora. En este tipo de mosquitos también son las hembras las que pican.Se trata de una especie mucho más agresiva que puede llegar a picarte varias veces en un mismo día. Los síntomas de sus picaduras son hinchazón, picazón, entumecimiento y sensación de ardor y las picaduras suelen localizarse en las piernas o tobillos, debido a que vuelan mucho más cerca del suelo que otros tipos de mosquitos.El principal riesgo de caer víctima de un mosquito tigre es que nuestro cuerpo reacciona con mayor virulencia a su saliva y, por tanto, los síntomas son mucho más fuertes que cuando nos pica un mosquito común. De esta manera, una persona con varias picaduras de este tipo de mosquito puede llegar a padecer incluso fiebre además de mucho picor e hinchazón.Por norma general, con un gel calmante, algo de hielo o una compresa fría sobre la zona afectada no deberías tener mayores problemas. Pero como recomendación, si quieres reducir tus probabilidades de ser víctima de estos pequeños vampiros evita tener agua estancada en casa: jarrones, platos de maceta, cubos con agua en la terraza… Así les estarás quitando su hábitat preferido, ¡y será más complicado que lleguen hasta ti!

03 Abr, 2016 I No Comentarios

< ANTERIORSIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *