Preguntas frecuentes sobre piojos (cuyas respuestas te interesa MUCHO conocer)

Los padres y madres del mundo entero están llenos de dudas sobre los piojos. Es un tipo de infección muy desagradable y persistente, y existen muchos lugares comunes, muchos mitos que debes olvidar, y muchas cuestiones que inquietan al adulto cuando rebusca mechón tras mechón del niño.

En este blog entramos a fondo en muchas de las inquietudes de las familias, pero existen muchas otras preguntas frecuentes cuyas respuestas son más breves… y que te dejamos aquí para tu tranquilidad de espíritu. ¡Sigue leyendo!

¿Puedo evitar realmente que mis hijos se contagien de piojos?

Asumámoslo: antes o después es posible que tus hijos tengan piojos, nadie está exento ni se puede “vacunar”. Pero sí se pueden aplicar lociones repelentes y protectoras, que creen en el cuero cabelludo un entorno desfavorable para los piojos y eviten así el contagio. En periodo escolar, o en cuanto surgen voces alertando de piojos en el cole, es el momento ideal para aplicar estas lociones.

Por otro lado, con revisiones regulares no evitarás un contagio… pero sí puedes detectarlo en su primera etapa y acabar con la pediculosis antes de que se extienda. Y eso se parece bastante a prevenir, ¿no?

¿Cómo evitar el contagio entre hermanos?

En primer lugar, habla con ellos/as y explícales que no durante unos días han de evitar juntar las cabezas o dejarse gorros y otras prendas.

En segundo lugar, revisa todas esas prendas, y en general las que usa el niño/a infestado, y lávalas a más de 60º. Y si ves que eso va a ser malo para la prenda, métela en una bolsa de basura y déjala bien cerrada un mínimo de 2 días completos. Eso mismo debes hacer con peluches, cojines o juguetes. Los piojos no pueden vivir más de 2 días sin un huésped humano, así que con eso acabarás con ellos.

Finalmente, revisa peines, cepillos, horquillas, clips, diademas, y en general cualquier accesorio para el pelo, y sumérgelos en agua hirviendo.

¿Debe quedarse el niño sin ir al cole?

¡Nunca! Ya bastante mal lo pasan los críos cuando tienen piojos como para estigmatizarles apartándoles de sus compañeros mientras ellos se encuentran bien.

Los tratamientos antipiojos actúan al momento, así que tras aplicarlo correctamente (y contando con que hay que seguir el post-tratamiento) no hay peligro de contagio en el aula. Eso sí, el colegio debe estar al tanto para evitar así más contagios, o revisar que no haya otros niños con pediculosis.

¿Es verdad que se contagian más niñas que niños?

Puede que estadísticamente sí, pero no por ser niñas. Al piojo le da igual el sexo mientras lo que bebe sea sangre humana. Lo que ocurre es que, por un lado, la proporción de niñas que llevan el pelo largo es muchísimo más elevada que en los niños, y eso significa más cm2 de pelo al que un piojo habilidoso se puede agarrar. Y por otro lado, las niñas tienen mayor tendencia a un tipo de juego de contacto y de juntar cabezas que es como una autopista para los piojos.

¿Por qué a mi hijo/a le vuelven constantemente los piojos?

Aunque tu hijo/a podría tener una composición sanguínea más atractiva para los piojos que otra persona (igual que hay personas a las que los mosquitos las pican mucho más), lo cierto es que en la mayoría de casos lo que hay es, o bien un tratamiento incorrectamente aplicado y sin revisiones posteriores, o una serie de contagios recurrentes en clase que no se están logrando controlar.

Asegúrate de seguir al pie de las letras las instrucciones del tratamiento concreto (puede variar mucho), y de utilizar un post-tratamiento o lociones repelentes/protectoras hasta que todos en clase estén libres de estos indeseables bichitos.

¿Cómo diferencio las liendres de la caspa?

Si nos ponemos técnicos, diremos que las liendres siempre tienen forma ovalada mientras que la caspa es variable, o que si aprietas las liendres el tacto es como de granitos de arena. Pero puedes hacer algo mucho más fácil: intenta quitarlas frotando un poquito con el dedo, o con un lavado. Si se van, era caspa. Si ahí siguen, aferradas… entonces son liendres. ¡A por ellas!

¿Los animales pueden contagiar piojos?

No. Como explicamos en este artículo sobre la evolución del piojo, son parásitos completamente adaptados a una especie en particular, y algunos a una parte del cuerpo en particular, como es el caso del piojo humano de la cabeza. Los piojos no son como pulgas que puedan saltar de un perro o un gato.

El único riesgo sería que un pelo con un piojo o liendre hubiera quedado enredado en la mascota, y contagiarte a través de ese pelo perdido. Pero vamos, los piojos tienen mil maneras más sencillas de lograr su objetivo, las mascotas no deberían preocuparte.

¿Funcionan realmente los remedios caseros?

Si funcionaran, ¿estarías haciendo esta pregunta? ¿Existiría siquiera esta web? Los remedios caseros tienen tres grados de ineficacia. En el peor de los casos, son perjudiciales para ti (como insecticidas no específicos, o queroseno). En un mal caso son del todo ineficaces. Y en el mejor de los casos su efecto es sólo parcial.

El famoso remedio del vinagre, por ejemplo, sólo sirve para facilitar la eliminación de liendres, pero el piojo se queda tan tranquilo. Y los aceites esenciales, aunque son eficaces, no ofrecen una cobertura completa, ni afectan a todos los estadios del parásito. Porque, ¿de qué te sirve un repelente si el piojo ya ha puesto los huevos?

Por eso, con los piojos, lo mejor es dejarse de remedios caseros y acudir a un tratamiento completo, como Dexin, que con su fórmula profesional y eficacia testada clínicamente, acaba con piojos y liendres en solo 10 minutos. Además, ¡es súper fácil de aplicar!

21 Mar, 2018 I No Comentarios

< ANTERIORSIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *