• piojos en la piscina

Piojos en la piscina, un foco de contagio más común de lo que imaginas

El verano es una estación en la que los piojos están más activos y no porque lo digamos nosotros, sino porque así lo demuestran las cifras: casi la mitad de los niños españoles con edades comprendidas entre los 6 y 11 años se contagian de liendres y piojos durante la época estival. Esto se debe al hecho de que, en estas fechas, los más pequeños suelen congregarse en lugares como campamentos de verano, talleres y, sobre todo, piscinas. En estos entornos, los piojos se benefician de la aglomeración de posibles víctimas para pasar de una cabeza a otra aprovechando la cercanía y el contacto entre los más pequeños. Para aquellas personas preocupadas porque su hijo/a pueda contagiarse este verano y que quieran descubrir cómo prevenir los piojos, hemos preparado este post.

¿Cómo sobreviven los piojos en la piscina?

Los piojos son unos insectos muy resistentes y están preparados para sobrevivir en diferentes entornos, también en los acuáticos. De esta forma, cuando sus huéspedes se encuentran en el agua, los piojos son capaces de agarrarse fuertemente mientras la persona se zambulle o nada. Por si fuera poco, son capaces de aguantar en apnea durante cinco minutos, ya que respiran a través de unos agujeros que pueden cerrarse y volverse impermeables al agua.

Por otra parte, los piojos son capaces de reproducirse y multiplicarse muy rápidamente, de forma que, en caso de querer encontrar la cabeza de otra víctima, pueden dejarse caer al agua y esperar pacientemente a que se acerque otra personas (son capaces de sobrevivir fuera de su huésped hasta 48 horas).

Otros focos de contagio de piojos en verano

Además, recuerda que, para prevenir los piojos en verano, hay que tener especial cuidado en otros sitios para niños concurridos, como es el caso de los parques infantiles (donde los niños juegan juntos), los campamentos de verano (donde los peques a menudo comparten peines y otros objetos) y las playas donde, al igual que en la piscina, la toalla se vuelve uno de los medios de transporte favorito de los piojos.

Cómo evitar los piojos en la piscina

 Revisa el pelo del niño/a con frecuencia. No esperes a que aparezcan los síntomas, ya que estos no se dan nunca de forma inmediata tras el contagio.

Haz que use un gorro de piscina. Aunque puede ser que lo encuentre incómodo, lo cierto es que esta prenda puede ayudarnos enormemente a reducir el riesgo de contagiar y que le contagien.

– Explícale que no debe utilizar peines, cepillos, gorras o toallas de otros niños. Hazle entender que es importante que solo use sus prendas y objetos para evitar el contagio.

Utiliza una loción protectora como la de Dexin, formulada con ingredientes naturales como el Aceite de Árbol del Té y extracto de Neem. Gracias a este tratamiento, completamente respetuoso con la piel y cuero cabelludo de tu peque, crearás un entorno poco agradable para los piojos y estarás protegiendo y acondicionando su cabello.

Cómo eliminar piojos en niños

Si has descubierto que tu hijo/a se ha contagiado de piojos en la piscina, tienes una opción eficaz para acabar con todos ellos en un tiempo récord. Utilizando la loción anti piojos de Dexin Ultra, elaborada sin pesticidas ni insecticidas, podrás eliminar el 100 % de los piojos y liendres en solo 3 minutos.

17 Jul, 2018 I No Comentarios

< ANTERIORSIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *