• contagio piojos colegio

8 claves para evitar el contagio de piojos en el cole

La vuelta al cole supone para muchos padres un quebradero de cabeza debido a diversas cuestiones. Una de ellas es la posibilidad de que su hijo/a se contagie con piojos en el colegio. ¿Es este tu caso? Entonces debes saber que esto no tiene por qué suceder si pones en marcha ciertas medidas. Toma nota:

  1. Inspecciona su cabeza con frecuencia. Aunque los piojos pueden visitarnos en cualquier momento del año, lo cierto es que encuentran más facilidad para propagarse durante los meses de invierno, cuando los niños pasan más tiempo dentro de las aulas y en sitios cerrados. Por eso, es importante que durante esta temporada revises la cabeza de tu hijo/a con frecuencia. Busca primero en la zona de la nunca y detrás de las orejas (los sitios predilectos de los piojos para esconderse) y ayúdate de una liendrera para asegurarte de que realizas una buena inspección.
  2. Permanece alerta a los signos de alarma. Es recomendable que inspecciones su cabeza sin esperar a que aparezcan posibles síntomas de una infestación, ya que estos no se dan nunca de forma inmediata tras el contagio. Aun así, es importante que permanezcas alerta a posibles indicios. Si le ves rascarse la cabeza a menudo, tiene pequeñas lesiones en el cuero cabelludo u observas pequeñas bolitas sobre su pelo (liendres), es más que probable que tenga piojos.
  3. Explícale que no debe compartir ciertos objetos. Es importante que tu peque sepa que no debe compartir gorras u otras prendas de ropa u objetos que están en contacto con la cabeza. Debes hacerle entender que estos pueden ser un foco de contagio y, por lo tanto, es importante que no se compartan.
  4. Pide a los profesores que informen de si hay casos de infección. Sin necesidad de indicar qué niño ha presentado signos de contagio por piojos o pediculosis, es recomendable que el colegio mantenga informado a los padres de casos de infestación, de forma que estos puedan realizar acciones de prevención. De la misma forma, es importante informar a los niños sobre este problema y las formas que existen de evitar el contagio.
  5. Lava con agua caliente todo (incluidas las sábanas y toallas), y para darle un extra de calor a las prendas (el cual los piojos no podrán resistir), plánchalas poniendo especial atención a las costuras (donde pueden esconderse estos bichitos y sus huevos).
  6. Evita que las prendas de vestir estén en contacto directo. Examina su ropa, prestando especial atención a los gorros, los abrigos y las bufandas, ya que estas acostumbran a colgarse junto a la de los demás compañeros en las perchas del aula. En temporada de piojos es recomendable que los niños no cuelguen sus prendas de ropa pegadas unas a otras, ya que esto facilita la propagación de los insectos.
  7. Recógele el pelo. A los piojos les cuesta más aferrarse al pelo corto, por lo cual, siempre que sea posible, lo ideal es que tu pequeño lo lleve cortito. Para el pelo largo, lo recomendable es recogerlo de forma que la nuca quede descubierta. Como explicábamos en líneas anteriores, a los piojos les gusta alojarse en la zona de la nuca y detrás de las orejas, por lo que es importante que esta zona quede despejada.
  8. Utiliza una loción protectora. Empleando una loción protectora como la de Dexin, formulada con ingredientes naturales como el Aceite de Árbol del Té y extracto de Neem, estarás creando un entorno poco agradable para los piojos, a la vez que proteges y acondicionas el cabello de tu pequeño/a. La loción antipiojos de Dexin es, además, completamente respetuosa con la piel y el cuero cabelludo de los niños.

06 Sep, 2018 I No Comentarios

< ANTERIORSIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *