• distanciamiento social piojos

Distanciamiento social: Sus beneficios contra los piojos

Con la situación provocada por la pandemia del covid-19, nuestra vida cotidiana ha cambiado mucho, no solo por el confinamiento, sino también por la manera en que nos relacionamos y vivimos nuestro día a día y nuestras relaciones a partir de ello. Con el objetivo de reducir los contagios, los gobiernos de todo el mundo dictaron unas medidas que pese a su bienintencionado objetivo de preservar la salud, han sido y siguen siendo difíciles de mantener, como el distanciamiento, sobretodo en países como el nuestro en que desde siempre hemos sido conocidos por el calor humano o la necesidad de cercanía.

Algunas de estas medidas han sido mantener una distancia interpersonal de al menos 1’5 o 2 metros, no abrazarnos o evitar las aglomeraciones. Asimismo, los colegios, al congregarse muchas personas en estos espacios, y al ser los pequeños de casa, presumiblemente, los principales transmisores (generalmente asintomáticos) se han cerrado.

Todo ello, sin embargo ha podido, aunque pueda no parecerlo, aportar beneficios en los que no hayamos reparado, como es la prevención de los piojos.

Desde Dexin, expertos en soluciones antipiojos, os explicamos cómo estas medidas de distanciamiento han podido complicar la vida, no solo a nosotros, sino también a los piojos.

Algunas consideraciones acerca de los piojos y su manera de trasmitirse

Antes de introducirnos en por qué las medidas de prevención mencionadas han sido beneficiosas para la prevención de la pediculosis, vamos a recordar cómo es la vida de los piojos y cómo se produce su contagio.

Los piojos (Pediculus humanus capitis, los que nos ocupan en este artículo) son parásitos de varios milímetros que no tienen un hábitat fuera de la cabeza, sino que se trasmiten de cabeza a cabeza. Al contrario de lo que se cree, los piojos no pueden saltar ni volar, sino que se desplazan reptando por el cuero cabelludo, y su contagio se produce por un contacto estrecho entre una superficie contaminada con otra. Una vez instalados en el nuevo individuo, los piojos adultos se desplazan, alimentándose de sangre y ponen sus huevos (liendres) en la base del cabello, de donde no se desprenden.

Por qué el distanciamiento ha permitido una reducción de los contagios por piojos

La prevención del coronavirus ha tenido similitudes con la prevención del contagio de piojos en lo que a distanciamiento se refiere.

Como hemos comentado, los piojos necesitan un contacto estrecho para poder pasar de un lado al otro, así como parte del virus que se halla en gotículas respiratorias lo hace para producirse un contagio.

Para evitar este contacto estrecho, se impuso el distanciamiento de mínimo 1’5 metros, pues en esta distancia las gotículas infectadas no pueden llegar al otro, pero tampoco se posibilita el contacto cabeza-cabeza.

Asimismo pasa con los abrazos, que aunque ahora ya empiezan a estar permitidos, deben hacerse siempre sin aproximar las caras.

Finalmente, en las aglomeraciones, existe mucho más riesgo de ambos contagios, puesto que no se puede asegurar la distancia entre personas, y las probabilidades son más altas (a más personas, más probabilidad de contagio), es por ello, que zonas como las piscinas o colegios, focos de contagio, hasta ahora han estado cerrados y ahora empiezan abrir con ciertas medidas.

Si deseáis saber más acerca de cómo prevenir y combatir los piojos os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog y os invitamos a conocer nuestros productos de la gama antipiojos. ¡Protegeos y proteged a los demás ante cualquier posible contagio!

27 Ago, 2020 I No Comentarios

< ANTERIORSIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *