¿Cómo se alimentan los piojos?

Con la vuelta al cole parece resurgir un problema que nos afecta cada año, inevitablemente: la pediculosis. Hemos hablado muchas veces de cómo prevenir el contagio y cómo tratarlo. Hoy explicaremos una curiosidad que seguramente no sabías: cómo se alimentan los piojos.

¿Qué comen los piojos?

Esta respuesta segur que te la sabes. Los piojos se alimentan de sangre. Estos pequeños vampiros del cuero cabelludo pican a su huésped para extraer el preciado líquido y conseguir, así, su supervivencia y la de su especie.

Los piojos son unos insectos ciertamente gourmets. En épocas de escasez pueden hacer de tripas corazón y conformarse con cualquier huésped, pero si hay abundancia de cabezas entre las que elegir tienen sus preferencias.

La composición de la sangre de las personas tiene pequeñas variaciones de una a otra. Así, los piojos eligen alojarse en aquellas que desprenden un aroma más delicioso para ellos. Esto no tiene nada que ver con la higiene capilar, como se pensaba hace unos años. Además, se ha comprobado que ciertas comidas o medicamentos modifican el sabor del plasma, pudiendo hacerlo más atrayente o causando un rechazo total.

Cómo se alimentan los piojos

Para alimentarse, los piojos suelen picar a su huésped hasta cuatros veces al día. Los periodos de alimentación pueden durar unos 30 minutos, durante los cuales succionan el plasma suficiente para seguir desarrollándose.

Mientras extraen la sangre, los piojos introducen en la herida una sustancia anticoagulante que poseen en su saliva. Esto hace que el líquido pueda fluir sin freno hasta saciar al parásito.

Precisamente, esta sustancia anticoagulante hace reaccionar a las histaminas del cuerpo, produciendo el intenso y característico picor de las infestaciones por piojos. Uno de los grandes problemas de esta fuerte picazón es que podemos causarnos heridas al rascarnos.

Qué necesitan los piojos para vivir

Evidentemente, como hemos estado explicando, los piojos necesitan sangre para vivir. Pero, además, estos insectos requieren de unas características concretas para salir adelante.

En primer lugar, debemos saber que los piojos no pueden sobrevivir fuera de la cabeza humana. Si salen del cuero cabelludo, mueren al cabo de 48 horas por deshidratación e inanición. Así mismo, necesitan unas condiciones de humedad entorno al 70% y una temperatura que no descienda de los 28ºC. Si el huésped tiene fiebre, tampoco son amigos de temperaturas demasiado altas, por lo que pueden llegar a abandonar su cabeza si se sienten demasiado sofocados. ¡Parece mentira que siendo tan sibaritas sean capaces de colonizar cabezas y cabezas cada año!

Cómo acabar con el contagio de piojos

No se trata de crear unas condiciones hostiles para el piojo a costa de nuestra salud o la de nuestros hijos. Pero sí que tenemos algunos trucos con los que podremos evitar el contagio de piojos y librarnos de su desagradable picor.

Las lociones repelentes pueden usarse a modo de prevención. Los ingredientes naturales de nuestros productos hacen que sean completamente inocuos para las personas, mientras que ahuyentan efectivamente a los parásitos hematófagos.

Dentro de lo posible, se deben evitar situaciones de riesgo, como muchos niños durmiendo juntos, cabeza con cabeza, y el intercambio de gorras, pañuelos u otros elementos en los que pueda desplazarse el piojo.

Pasar la lendrera a menudo también es una gran ayuda para evitar que proliferen estos bichejos.

Consulta toda nuestra gama de productos contra los piojos y mantenlos a raya antes de que empiece el cole.

05 Sep, 2019 I No Comentarios

< ANTERIORSIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *