• piojos en bebés

Mi bebé tiene piojos, ¿qué hago?

Antes de nada, mantén la calma. Es una faena que los dichosos piojos se hayan instalado en la cabeza de tu peque, pero, por suerte, no van a suponer ningún problema grave para su salud. ¿Has entrado en pánico y no sabes cómo quitar los piojos a tu bebé? Seguro que tras leer este artículo lo tienes más claro.

Piojos en bebés, ¿cómo puedo saber si los tiene?

Lo primero que debes saber es que los síntomas de un contagio de piojos en niños  nunca aparecen de forma inmediata, por lo que es recomendable que inspecciones su cabeza con frecuencia para prevenirlo. No obstante, existen algunos indicios que pueden estar indicándote que tu bebé tiene piojos. Los principales son:

  • Se frota o rasca con frecuencia, sobre todo en la zona posterior de la cabeza y detrás de las orejas.
  • Si al inspeccionar su cabeza descubres unas motas de color blanco que te resultan difíciles de arrancar u observas algo similar a semillas de sésamo, ten por seguro que tu pequeño ha cogido piojos.
  • Al examina sus prendas de ropa (gorros, gorras o bufanda) y echar un ojo a la almohada y sábanas, descubres piojos o pequeñas manchas de lo que podrían ser sus excreciones.

¿Qué hago si mi bebé se ha contagiado con piojos?

Antes de comenzar un tratamiento pediculicida en un bebé es recomendable consultar con el pediatra, ya que existen muchos productos antipiojos que no son aptos para bebés. En general, en niños pequeños y personas con pieles especialmente sensibles, se recomienda utilizar una loción a base de Dimeticona, un compuesto oclusivo que ha surgido en los últimos años y que ha demostrado una gran eficacia a la hora de eliminar piojos en casos en los que otros tratamientos han fallado.

Este compuesto se dirige exclusivamente a estructuras concretas de los piojos (al sistema respiratorio), por lo cual resulta mucho menos agresivo para el cuero cabelludo.

La Dimeticona no presenta, además, efectos secundarios e impide que los piojos se vuelvan resistentes a su acción, por lo que resulta una opción ideal para utilizar en niños pequeños. ¿A partir de qué edad? A pesar de que nuestra recomendación insiste en que consultes con tu pediatra, te avanzamos que la Dimeticona se puede utilizar en niños mayores de un año.

Para aplicarla, lo recomendable es que utilices alguna loción antipiojos que contenga este compuesto, como es el caso de la de Dexin. Su eficacia ha sido testada clínicamente y no contiene pesticidas, insecticidas, aceites o minerales, por lo cual su empleo es completamente seguro.

Medidas de prevención para evitar un nuevo contagio

Una vez que hayas conseguido eliminar todos los piojos que tu peque tenía en su cabecita, es recomendable que pongas en marcha algunas medidas para evitar un nuevo contagio:

  • Lava su ropa con caliente. A temperatura alta, lava la ropa de tu bebé (incluyendo la ropa de cama) que haya estado en contacto con él durante los últimos 3 días.
  • Sella los objetos en bolsas. Todo aquello que no se pueda lavar (peluches, muñecos, etc.) deben ser guardados en una bolsa de plástica sellada durante dos semanas.
  • Lava y desinfecta peines, cepillos y lendrera. Con agua caliente y jabón, lava a conciencia estos objetos. Para mayor seguridad, una vez limpios, sumérgelos en alcohol durante una hora.

11 Oct, 2018 I No Comentarios

< ANTERIORSIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *