“Pican, pican los mosquitos…” así comenzaba una conocida canción, y es que es indudable que lo hacen pero, ¿por qué nos pican los mosquitos? Se podría pensar que los mosquitos solo existen para amargarnos la vida y no dejarnos disfrutar de las cálidas noches de verano, pero no es así. Molestos o no, los mosquitos tienen sus motivos para libar nuestro preciado plasma. Hoy os explicaremos el motivo real de por qué lo hacen y cómo lo hacen.

No todos los mosquitos nos pican

De las 3.500 especies de mosquitos que existen, solo 200 de ellas se alimentan de sangre y de estas, solo tres representan problemas para el ser humano. Estas especies son la Culex, Aedres y Anopheles.

Además, es bien sabido que solo las hembras de estas especies son las que nos succionan la sangre.

¿Por qué nos pican las hembras de mosquito?

Son ellas a las que debemos culpar, pero a diferencia de lo que generalmente se cree, no lo hacen para alimentarse. La base de su alimentación, como la de muchos otros insectos es el polen de las plantas.

¿Entonces por qué lo hacen, para molestarnos? Pues, aunque para nosotros sea un martirio, y aunque su idea de la maternidad diste mucho de la nuestra, lo que hacen es proveerse de proteína para poder madurar sus huevos, es decir, buscan un complemento alimenticio que les ayude reproductivamente y les asegure el correcto desarrollo de sus descendientes.

¿Por qué los mosquitos nos chupan la sangre y otras especies no?

En la gran mayoría de especies de insectos, las hembras no presentan dependencia de la sangre para formar sus huevos. ¿Qué es lo que hace que los mosquitos sí la necesiten?

Los mosquitos son una especie cuyo ciclo de vida se divide en dos fases, la larvaria y la adultez.

Las larvas son acuáticas y colonizan aguas putrefactas o estancadas, muy pobres en nutrientes. Sin embargo, en estos medios consiguen desarrollarse de forma muy rápida aprovechando de forma eficaz los nutrientes disponibles.

Tras la metamorfosis, ya como adulto, el mosquito ya no dispone de reservas energéticas para producir huevos al haberse consumido para su crecimiento larvario.

¿Cómo contribuye nuestra sangre a la nutrición y al desarrollo de los huevos?

El consumo y digestión de sangre rica en proteínas y nutrientes activa una potente liberación de enzimas y hormonas desde el cerebro, las cuales participan en la síntesis de los óvulos.

Según algunos ensayos clínicos, las hembras de mosquito únicamente alimentadas a base de extractos de fruta y azúcares desarrollaban huevos inmaduros y de tamaño inferior frente a aquellas alimentadas con sangre o aquellas a las que se les alimentó con una mezcla de aminoácidos, demostrándose la importancia de los nutrientes complementarios en su regulación hormonal.

Estos serían, básicamente, los motivos por los cuales se dedican a picarnos los mosquitos; pero no se trata de ponernos solidarios. Aunque las abnegadas madres necesiten sangre para sacar adelante a su prole, no queremos que sea la nuestra. Por eso, si no queremos vernos llenos de irritantes picaduras, lo mejor que podemos hacer es protegernos.

Mira nuestra gama de productos contra los mosquitos y decide cuál es el que mejor se adapta a ti. Podrás prevenir sus picaduras y aliviarlas en caso de que se produzcan. Así que ya lo sabes, elige tu producto antimosquitos… ¡O quédate con todos!

26 Sep, 2019 I No Comentarios

SIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *