• curiosidades mosquitos

10 cosas curiosas sobre los mosquitos que es probable que no sepas

Tan pequeños y tan latosos. Sin duda, el mosquito, con sus picaduras y zumbidos, es el insecto que más nos molesta durante el verano. Sin embargo, como todo animal sobre el planeta juega un papel importante en la naturaleza. Estos 10 datos te ayudarán a conocerlo un poco mejor.

  1. Los mosquitos tienen dientes

Aunque no son piezas de esmalte fijadas a los huesos maxilares (¡son invertebrados, recordemos!), los mosquitos tienen 47 piezas de una estructura llamada dentículo. Con estos 47 dentículos consiguen perforar y succionar la piel de sus víctimas, o sea, “picarnos”.

  1. Son capaces de volar bajo la lluvia

 A pesar de que una sola gota de lluvia caída del cielo pesa 50 veces más que este pequeño insecto, los mosquitos son capaces de volar bajo la lluvia debido a una explicación puramente física: reciben poco impacto de las gotas porque su baja masa hace que la gota apenas pierda velocidad en la colisión. De esta forma, las gotas no son capaces de dañarlos ni hacerlos caer.

  1. Los mosquitos machos no pican

Aunque ambos sexos se alimentan del néctar de las flores y otras fuentes de azúcar, resulta que solo las hembras, para el desarrollo de los huevos, necesitan un aporte proteínico extra. Estas proteínas las obtienen de la sangre de los mamíferos, entre ellos, nosotros los humanos.

  1. Nos pican por culpa de nuestro aliento

Los mosquitos seleccionan a sus víctimas en función de la cantidad de dióxido de carbono (CO2) que emiten al respirar, según revelaba hace unos años un estudio publicado en la revista ‘Nature’. El dióxido de carbono en la exhalación de una persona adulta es mayor que la de un niño, de ahí que los mayores solamos amanecer con más picaduras cuando dormimos junto a niños pequeños.

  1. La luz es su punto de referencia para orientarse

Y no solo para ellos. La mayoría de los insectos nocturnos, conocidos como lucífugos, se sienten atraídos por la luz, ya que esta les ayuda a pautar su comportamiento. Sin embargo, cuando esta fuente de luz es artificial, los mosquitos pueden verse confundidos, moviendo con más frecuencia un ala que la otra, lo cual hace que no puedan parar de girar alrededor de, por ejemplo, una bombilla.

  1. Tienen muy mala visión

Los pobres no tienen muy buena vista, no. Solo alcanzan a ver en un radio de 10 metros de distancia, de forma que perciben las cosas por medio del calor (utilizando unos sensores extremadamente sensibles que se localizan en la punta de sus antenas) y a través de su genial olfato que les hace posible identificar el dióxido de carbono que emitimos al respirar.

  1. Pueden volar a una velocidad media de 2 km/hora

Ya ves que, a pesar de que son difíciles de cazar, no vuelan muy rápido. Además, tampoco suelen irse muy lejos. Por lo general habitan entre a unos 100 y 400 metros de donde se encuentran las crías, por lo que, si tienes mosquitos, debes saber que sus crías también están muy cerca.

  1. Detectan a sus víctimas hasta a 50 km de distancia

Debido a su sensacional olfato, los mosquitos son capaces de detectar el CO2 a esta distancia. A medida que se acercan a su víctima, van siendo capaces de verla (entre a 5 y 15 metros de distancia), y cuando se acercan más, a menos de un metro, son guiados por el calor que esta emite.

  1. Las ronchas son las reacciones a su saliva

Pues sí. La saliva del mosquito contiene unas proteínas que el sistema inmunológico del huésped (mamífero) identifica como sustancias extrañas, lo cual hace que reaccione provocando abultamiento y picor en la zona afectada. Aunque la gran parte de las picaduras de mosquitos solo conllevan unos días de picazón, en algunos casos pueden originarse graves reacciones alérgicas.

  1. Son los animales más mortíferos para las personas

Casi 700 millones de personas contraen alguna enfermedad transmitida por el mosquito, y más de un millón de ellas muere. Malaria, fiebre amarilla, dengue, chikunguña, virus del Zika… Las enfermedades que pueden transmitir los mosquitos son muchas y algunas realmente graves. Por eso, en la medida de lo posible, debemos evitarlas.

10 Jul, 2018 I No Comentarios

< ANTERIORSIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *