Alergia a los mosquitos: ¿Cómo y por qué sucede?

A veces decimos que algo que no nos gusta “nos da alergia”. Y es que existen muchas reacciones negativas que puede presentar nuestro cuerpo, a diversos elementos y sustancias.Al igual que algunas personas tienen alergia a las picaduras de abeja, también existe la alergia a los mosquitos, (y no, no nos referimos a que sean molestos y nos vuelvan locos con sus zumbidos y picaduras).

Desde Dexin, expertos en soluciones antimosquitos, os explicamos en qué consiste exactamente la alergia a los mosquitos, cómo identificar este tipo de reacción alérgica, y cómo actuar en estos casos.

¿Qué sucede en nuestro cuerpo cuando recibimos una picadura?

Todos, por desgracia, hemos estado en algún momento de nuestra vida, en mayor o menor medida, familiarizados con una picadura de mosquito. Esta, suele mostrarse como una especie de ampolla redonda o roncha con cierto relieve, pálida y con el contorno rojizo.

Cuando un mosquito, o cualquier otro insecto o parásito, como los piojos, las pulgas etc, nos pican, suelen inyectar por el orificio que realizan para extraer nuestra sangre, o simplemente para protegerse (en el caso de las abejas), sustancias como su saliva o veneno. En el caso de la saliva, de los mosquitos por ejemplo, esta cuenta con propiedades vasodilatadoras y anticoagulantes para así poder extraer esta de forma más fácil.

Ante la entrada de una sustancia extraña y la pérdida de sangre, el organismo intenta coagular la sangre para dificultar su salida, haciéndola más espesa, sin embargo, estas sustancias anticoagulantes lo impiden. En este momento, interviene la Histamina, una sustancia que contribuye a la dilatación sanguínea y a la inmunidad, haciendo que se desplacen a la zona glóbulos blancos y se produzca la inflamación y otras reacciones.

Alergia a los mosquitos: ¿Existe realmente? ¿En qué consiste?

Teniendo en cuenta esto que hemos expuesto, ¿existe la alergia a los mosquitos? Las alergias se producen cuando existe una liberación de Histamina ante la presencia de una sustancia que el cuerpo identifica como extraña y peligrosa, aunque esta no siempre lo sea. Se trata de una reacción exagerada del sistema inmune.

En el caso de las picaduras de mosquito, aunque es muy infrecuente, se considera que un 3% de las personas presenta una reacción exagerada, o hipersensibilidad a sus picaduras. Esto se conoce también como el Síndrome de Skeeter.

¿Cómo identificar este tipo de reacción alérgica?

Es normal que ante una picadura de un mosquito, presentemos una roncha, enrojecida y que causa un molesto picor. Sin embargo, si, con o sin rascado de esta, se presentan síntomas como la fiebre, la urticaria, una hinchazón amplia, ganglios linfáticos inflamados e incluso leve afectación articular, podríamos estar frente a una reacción a las picaduras de mosquito. Esta situación puede llegar a comprometer la respiración y causar anafilaxia debido a la actuación de la Histamina, por lo que es muy importante recibir atención médica ante la menor sospecha.

¿Cómo debemos actuar en estos casos?

Para prevenir estas angustiosas situaciones, es imprescindible tener mucho cuidado para evitar las picaduras de mosquito, utilizando repelentes y siguiendo las consideraciones para alejarlos de nuestro entorno.

Si se ha producido la reacción, el médico recetará fármacos antihistamínicos y corticoides para reducir la hinchazón y el dolor.

Si necesitáis más información sobre cómo combatir los mosquitos, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, y os invitamos a conocer nuestros productos antimosquitos con ingredientes de origen natural.

15 Sep, 2020 I No Comentarios

< ANTERIORSIGUIENTE >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *